La alianza terapéutica

La alianza terapéutica es la relación que se construye entre la persona que acude a consulta y su psicoterapeuta.

Se trata de una relación que debe ser lo suficiente fuerte y fértil, como para permitir que el individuo se desarrolle libre y confiadamente. Podríamos decir que la alianza terapéutica es el sustrato en el que crece la identidad del individuo, con la intención de dar buen fruto.

Para construir esta alianza de la mejor forma posible, se suelen requerir 

Ciertas condiciones:

  • Que el individuo se sienta totalmente aceptado tal y como es. Es imprescindible sentirse validado desde el inicio de la relación terapéutica. Esto permite que la persona tenga menos reparo en abrirse al terapeuta. Evidentemente, cuanto más pueda “abrirse”, más fácil y breve será el proceso terapéutico. Por eso no es recomendable que la persona se sienta juzgada o desaprobada, este sentimiento no beneficia el proceso. Por el contrario, si la persona se siente aceptada y sustentada, entonces alcanzará la suficiente confianza como para crecer y llegar a ser su mejor versión, sintiéndose apoyada por su terapeuta.

 

  • Debe haber una cierta afinidad entre el cliente y su terapeuta. Hay relaciones psicoterapéuticas que pueden durar años. Es imposible que, ciertas características del cliente y del profesional no se mezclen. Si, por ejemplo, hay mucha diferencia de ideales entre el usuario y su psicólogo, su relación va a verse mermada. Por un lado, el terapeuta no va a ser capaz de comprender el mundo del usuario. Por otro lado, el cliente no va a verse reflejado en las respuestas que esperaría. Al fin y al cabo, una relación con un psicoterapeuta es como el matrimonio, te van a ver “desnudo”, así que mejor sentirse a gusto con esa persona.

 

  • Que el cliente se sienta comprendido y escuchado. Cuando les contamos nuestros problemas a nuestros amigos, solemos encontrarnos con que las respuestas que nos dan están más encaminadas en dar su opinión, que en comprender lo que sentimos. Hay amigos que tienen un don natural para escuchar, pero muchos otros no. El profesional de la psicoterapia, sin embargo, tiene que poner todo su empeño en escuchar, comprender, y reflejar, todo lo que el cliente comenta. Todos nos sentimos bien cuando somos comprendidos y validados.

 

  • Que se palpe un ambiente de afecto, pero con la suficiente distancia profesional para que no se entremezcle lo personal. Al fin y al cabo, la parte personal del terapeuta es algo que no es relevante en la sesión. Aunque a veces, puede estar justificado y puede dotar al psicólogo de un cariz más humano.

Todas estas cuestiones son beneficiosas tanto para una parte, como para la otra. Y suelen permitir que la reación terapéutica sea fructífera.

Para qué sirve la alianza terapéutica

Esto es lo más importante de todo, y el objetivo principal por el que quería explicarte lo que es la alianza terapéutica. Y es que todos los estudios coinciden. El factor más impoortante en el éxito de la terapia es (adivina) la alianza terapéutica.

Más importante que la corriente psicológica, es la relación que se produce entre el cliente y su psicoterapeuta.

Por eso es importante que, si vas a iniciar una terapia, tengas en cuenta estas cuestiones. Es importante elegir el profesional que mejor se ajuste a tus necesidades y características.

Del mismo modo, se recomienda a los psicólogos y psicoterapéutas que, si por algún motivo, no logran desarrollar correctamente la relación con el cliente, deberían derivarlos a otros profesionales con los que puedan desarrollarse mejor.

 

¿Quieres comentar algo? No te cortes!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑