Principales corrientes psicológicas en Psicoterapia

Existen diversas perspectivas psicoterapéuticas o corrientes psicológicas. Éstas varían según la teoría que las sustente. Con teoría, nos referimos al paradigma que explica al ser humano desde cada corriente. Algunas tienen un punto de vista más humanista, otras más centradas en el inconsciente o en el procesamiento de la información. Mientras otras, se centran en los valores o en el presente.

Además se deben tener en cuenta otros factores característicos: como el rol del terapeuta (pasivo o directivo), el rol del paciente o las herramientas utilizadas, el número de individuos incluidos en las sesiones, etc. Todo esto explica la diversidad de dichas corrientes psicoterapéuticas.

Entre las principales corrientes psicológicas, podemos encontrarnos con:

  1. Psicoanálisis – Sigmund Freud
  2. Psicología analítica – Carl Jung
  3. Psicología Humanista – Carl Rogers
  4. Psicoterapia Gestalt – Perls
  5. Análisis Transaccional – Berne
  6. Psicodrama – Moreno
  7. Psicoterapia Bioenergética – Lowen
  8. Sistémica – Diferentes escuelas
  9. Terapias de Tercera Generación – ACT, Mindfulness, Psicología Positiva, TDC, etc.

Seguro que te suena haber oído hablar de muchas de estas perspectivas psicológicas. El orden de las corrientes se ha estipulado, más o menos, cronológicamente.

Estas corrientes psicológicas son muy diferentes entre sí, aunque unas más que otras. Pero todas tienen un componente común: alcanzar el conocimiento de “quién soy yo“. Una pregunta que nos pasamos toda la vida intentando resolver.

La Psicoterapia no es más que otro “manual de vida”. Es un cursillo intensivo de lo que a veces se tarda una vida en conseguir, y otras ni si quiera se consigue.

Y qué corriente elegir..

Cada corriente tiene unas aplicaciones recomendadas. Así por ejemplo, se recomiendan las técnicas más analíticas para tratar traumas y problemas asociados a la personalidad. O se recomiendan técnicas cognitivo-conductuales para problemas como las fobias u otros tipos de ansiedad.

También es importante tener en cunta las preferencias del cliente y la formación del terapeuta. Es posible que una técnica cognitiva funcione mejor en determinado TOC, pero a lo mejor un terapeuta experto en ACT, consigue mejores resultados. Esto es un punto clave, porque muchos estudios indican que, más importante que la corriente psicoterapéutica es la alianza terapéutica.

Profundizaremos mucho más en cada una de estas corrientes en futuras publicaciones. Si te interesa alguna en particula, dínoslo en los comentarios.

Qué es la Psicoterapia

Puede que a lo largo de tu vida hayas escuchado hablar incontables veces de la terapia psicológica o, lo que es lo mismo, psicoterapia. Pero, ¿qué es esto de la psicoterapia?, ¿para quién está recomendado? ¿qué son las corrientes psicológicas? Es posible que te preguntes: “¿puedo beneficiarme yo de estas herramientas?, ¿es necesario que sufra alguna enfermedad mental o trastorno grave para utilizarla?”. Pues bien, intentaremos resolver estas y otras cuestiones sobre la psicoterapia, a lo largo de esta entrada. ¿Te apuntas?

Qué es la Psicoterapia

La psicoterapia es un conjunto de teoría, técnica y práctica1. Que tiene como objetivo el manejo de pensamientos, sentimientos y conductas que, por alguna razón, se encuentran desadaptados y provocan cierto malestar.

Se produce entre un profesional de la materia y un cliente que busca ayuda para muy diversas afecciones. Estos problemillas no tienen por qué ser trastornos clínicos. De hecho, la gran mayoría de personas que acuden a terapia sólo buscan consejo y orientación y no tanto la curación de problemas psicológicos graves. Lo más normal es que las personas se presenten buscando respuesta a su ansiedad, depresión o problemas cotidianos (Ej. complicaciones en el mundo personal, en las relaciones con los demás, en el trabajo, etc.).

Entre los objetivos generales del tratamiento psicoterapéutico podríamos destacar:

  • La alianza terapéutica construida entre cliente y terapeuta es muy importante para alcanzar los objetivos.
  • Que busca cambios congruentes con tus objetivos, los objetivos del cliente.
  • Proporciona orden al caos que muchas veces habita nuestra cabeza: busca comprender nuestras ideas y acciones.
  • Si acudes a psicoterapia, esta te capacitará para afrontar y superar los miedos que antes evitabas.
  • Proporciona nuevos métodos para pensar, sentir y actuar de una forma más ajustada y beneficiosa.
  • Y, finalmente, disminuye o elimina esa sensación de malestar de la que todos hemos sido presos en algún momento de nuestras vidas2. Lo que probablemente se traduce en un mayor bienestar y, por lo tanto, en mayor sensación de felicidad.

En conclusión…

  • No es necesario sufrir una enfermedad mental para formar parte de este proceso.
  • La psicoterapia sólo busca, de acuerdo a tu modo de vida, mejorar tu situación y que puedas sentirte así más feliz.
  • Todo el mundo puede beneficiarse de ella. Y, por ello, personalmente, se la recomiendo a todos.

Podemos tomar la definición de Wolberg (1977) para explicar qué es la psicoterapia: “Es el tratamiento psicológico de problemas emocionales, en el que una persona entrenada establece una relación profesional con el paciente; para suprimir, modificar o paliar los síntomas existentes; intervenir en pautas distorsionadas de conducta y promover el crecimiento y desarrollo positivos de la personalidad.” Para comprender más acerca de la psicoterapia, debemos entender qué son las perspectivas o corrientes psicológicas. Esta publicación estará disponible esta semana.


  1. Tizón, J. (1992). Una propuesta de conceptualización de las técnicas de psicoterapia. Rev. Asoc. Esp. Neuropsiq., Vol. 12 (43).
  2. INEFOC (2017). Introducción a la Psicoterapia. Apuntes del Máster en Psicoterapia del Instituto Europeo de Formación y Consejería.

La alianza terapéutica

La alianza terapéutica es la relación que se construye entre la persona que acude a consulta y su psicoterapeuta.

Se trata de una relación que debe ser lo suficiente fuerte y fértil, como para permitir que el individuo se desarrolle libre y confiadamente. Podríamos decir que la alianza terapéutica es el sustrato en el que crece la identidad del individuo, con la intención de dar buen fruto.

Para construir esta alianza de la mejor forma posible, se suelen requerir 

Ciertas condiciones:

  • Que el individuo se sienta totalmente aceptado tal y como es. Es imprescindible sentirse validado desde el inicio de la relación terapéutica. Esto permite que la persona tenga menos reparo en abrirse al terapeuta. Evidentemente, cuanto más pueda “abrirse”, más fácil y breve será el proceso terapéutico. Por eso no es recomendable que la persona se sienta juzgada o desaprobada, este sentimiento no beneficia el proceso. Por el contrario, si la persona se siente aceptada y sustentada, entonces alcanzará la suficiente confianza como para crecer y llegar a ser su mejor versión, sintiéndose apoyada por su terapeuta.

 

  • Debe haber una cierta afinidad entre el cliente y su terapeuta. Hay relaciones psicoterapéuticas que pueden durar años. Es imposible que, ciertas características del cliente y del profesional no se mezclen. Si, por ejemplo, hay mucha diferencia de ideales entre el usuario y su psicólogo, su relación va a verse mermada. Por un lado, el terapeuta no va a ser capaz de comprender el mundo del usuario. Por otro lado, el cliente no va a verse reflejado en las respuestas que esperaría. Al fin y al cabo, una relación con un psicoterapeuta es como el matrimonio, te van a ver “desnudo”, así que mejor sentirse a gusto con esa persona.

 

  • Que el cliente se sienta comprendido y escuchado. Cuando les contamos nuestros problemas a nuestros amigos, solemos encontrarnos con que las respuestas que nos dan están más encaminadas en dar su opinión, que en comprender lo que sentimos. Hay amigos que tienen un don natural para escuchar, pero muchos otros no. El profesional de la psicoterapia, sin embargo, tiene que poner todo su empeño en escuchar, comprender, y reflejar, todo lo que el cliente comenta. Todos nos sentimos bien cuando somos comprendidos y validados.

 

  • Que se palpe un ambiente de afecto, pero con la suficiente distancia profesional para que no se entremezcle lo personal. Al fin y al cabo, la parte personal del terapeuta es algo que no es relevante en la sesión. Aunque a veces, puede estar justificado y puede dotar al psicólogo de un cariz más humano.

Todas estas cuestiones son beneficiosas tanto para una parte, como para la otra. Y suelen permitir que la reación terapéutica sea fructífera.

Para qué sirve la alianza terapéutica

Esto es lo más importante de todo, y el objetivo principal por el que quería explicarte lo que es la alianza terapéutica. Y es que todos los estudios coinciden. El factor más impoortante en el éxito de la terapia es (adivina) la alianza terapéutica.

Más importante que la corriente psicológica, es la relación que se produce entre el cliente y su psicoterapeuta.

Por eso es importante que, si vas a iniciar una terapia, tengas en cuenta estas cuestiones. Es importante elegir el profesional que mejor se ajuste a tus necesidades y características.

Del mismo modo, se recomienda a los psicólogos y psicoterapéutas que, si por algún motivo, no logran desarrollar correctamente la relación con el cliente, deberían derivarlos a otros profesionales con los que puedan desarrollarse mejor.

 

PsyOn Wheel

Continuando con el primer punto (“Un Manual para la Vida”) de la Presentación, podemos decir que este portal se va a centrar en el desarrollo de las áreas humanas que te explico más adelante. Éstas pertenecen a la que hemos bautizado como “PsyOn Wheel” o, lo que popularmente se ha conocido como “la rueda de la vida”. Y son estas áreas las que, al encontrarse en equilibrio, nos pueden reportar una gran sensación de auto-competencia y plenitud:

La técnica de desarrollo personal “la rueda de la vida” se ha desarrollado y completado a partir de otras teorías más conocidas, como la de Maslow (Pirámide de Maslow). Esta última se basa en que nuestra vida se sustenta sobre los pilares de una pirámide cuyos escalones son niveles motivacionales. Estos van desde lo más básico (necesidades fisiológicas, necesidades de seguridad o necesidades sociales) hasta lo complejo (necesidades de logro y reconocimiento o necesidades de autorrealización).

Sigue leyendo “PsyOn Wheel”

Mindfulness (I) – Introducción al Mindfulness

Antes de comenzar con esta entrada me gustaría que reflexionáramos juntxs sobre algunas ideas que se me vienen a la mente…

Por ejemplo: ¿no te parece muy evidente que la gente vive de un modo tan automático como acromático?

De hecho, ¿no nos pasa muchas veces que nos damos cuenta de lo vacía de sentido y significado que parece estar nuestra vida?, ¿no deberíamos hacer algo al respecto y comenzar a disfrutar de vivir? Sigue leyendo “Mindfulness (I) – Introducción al Mindfulness”

Presentación (I) – Un manual para La Vida

Hoy en día tenemos al alcance de nuestra mano un sinfín de manuales, guías y tutoriales. Son uno de los temas por los que más consultamos al Sr. Google y a YouTube; podemos encontrar de todo: manuales de supervivencia, de primeros auxilios, manuales de mecánica, tutoriales de Photoshop, de maquillaje, para aprender a tocar la guitarra, para aprender defensa personal, recetarios de cocina, guías paso a paso para crear una página web, para aprender un idioma, y mil y una opciones para aprender a hacer cosas que, en muchas ocasiones, no nos sirven para nada.

Sigue leyendo “Presentación (I) – Un manual para La Vida”

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑